Inicio / Cartas / Ampliando el acceso a la cultura

Ampliando el acceso a la cultura

keyboard_arrow_left Volver

Ampliando exponencialmente el acceso a la cultura

 

Hace un mes Fundación CorpArtes ofreció dos conciertos dirigidos por Gustavo Dudamel en homenaje al Maestro José Antonio Abreu, quien falleció en marzo de este año. Estas presentaciones fueron una verdadera fiesta de la música y tuvieron una especial relevancia para nuestra fundación ya que destacaron el legado del Maestro y la importancia que le dio a la música en la vida de los niños, niñas y jóvenes. En un solo escenario se presentó una orquesta integrada por músicos que nunca antes habían tocado juntos, invitados especialmente por Dudamel. Es así como figuras de las más destacadas orquestas internacionales –como la Filarmónica de Viena y de Berlín, entre otras- interpretaron un programa junto a jóvenes músicos de la Fundación de Orquestas Juveniles e Infantiles de Chile (FOJI).

En un esfuerzo por innovar y desafiar las limitaciones físicas que se nos imponen para lograr un mayor alcance, gestionamos la presencia de muchos medios de comunicación para multiplicar nuestro alcance: el concierto del 28 de junio fue transmitido al mundo entero vía streaming en nueve sitios web, entre ellos la página del Teatro Mayor de Colombia, el reconocido sitio de música clásica Medici.tv y la página oficial de Gustavo Dudamel. Además, fue transmitido en directo por las pantallas de 13C. Así, más de medio millón de personas, provenientes de 78 países y más de 800 ciudades, vieron la transmisión del concierto.

Lo que vivimos aquellos días no solo fue excepcional a nivel artístico, sino también, y sobre todo, a nivel vivencial, cultural y simbólico. Estas experiencias deben ser compartidas para que, poco a poco, podamos construir una sociedad con una mayor democratización e interés por la cultura. Nuestra fundación tiene un especial compromiso en entregar una programación de calidad a la mayor cantidad de personas, dejando de lado la concepción de que la cultura -y especialmente la música clásica- solamente es de interés de las élites. Para lograr esto, los centros culturales tenemos el desafío de incorporar las nuevas tecnologías para alcanzar nuevas audiencias y ampliar nuestro público. Con la transmisión vía streaming y a través de las nuevas tecnologías de las redes sociales demostramos que más personas que las que habitualmente pueden asistir a un concierto también se interesan y quieren disfrutar de eventos de calidad. El concierto de Gustavo Dudamel fue un claro ejemplo que querer es poder, y que soñar en lograrlo sigue siendo un camino a seguir.

 

Francisca Florenzano, Directora Ejecutiva de Fundación CorpArtes

Comparte:
Ver publicación original