Inicio / Blogs / El principio del fin de Sebastián Errázuriz: 10 temáticas en una exposición

El principio del fin de Sebastián Errázuriz: 10 temáticas en una exposición

keyboard_arrow_left Volver

El artista Sebastián Errázuriz explora los efectos de la tecnología en las personas, a través de una serie de retratos posmodernos que usan los dispositivos más actuales como medio creativo. Te invitamos a conocer los 10 temas principales de la exhibición y a los “héroes” y “villanos” que encarnan a los grandes imperios tecnológicos actuales.

  1. El profeta

El polémico fundador de Apple, Steve Jobs, protagoniza la primera entrega. Errázuriz plantea que Jobs es un “profeta” ya que los teléfonos inteligentes y tablets que introdujo en nuestras vidas cambiaron la forma en que nos relacionamos en sociedad. El artista propone el inicio de una nueva religión cuyas preguntas son respondidas a partir de interacciones y modos de pensar modelados por el uso de estos dispositivos.

  1. El nuevo opio

Mark Zuckerberg aparece como el segundo hito de la modernidad tecnológica. El fundador de Facebook protagoniza una serie de puestas en escena que muestran la dualidad de esta plataforma, al convertirse en una herramienta que si bien conecta a las personas, también genera adicción mediante una serie de mecanismos que deforman la necesidad de aceptación social. Por ejemplo: los “likes”.

  1. El gran oráculo

Así como en la Antigüedad las personas acudían al Oráculo Griego para conocer su futuro y pedir consejo, esta obra protagonizada por Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, plantea que el gran buscador se ha convertido en el nuevo oráculo. El algoritmo al cual hacemos todo tipo de preguntas es representado por el artista, quien reflexiona que muy pronto Google no solo habrá almacenado todas las respuestas, sino que también podrá –como ya lo hace- adelantarse a todas nuestras preguntas.

  1. La nación corporativa

Representado por Jeff Bezos, fundador de Amazon, esta pieza se sustenta en una cifra: el 49% de todas las ventas online del mercado norteamericano en la actualidad son de Amazon. Errázuriz reflexiona sobre los alcances que puede permitir la tecnología al convertir a una sola compañía en un tipo de monopolio que no ha existido antes en la historia, gracias a los datos e información que recopila. El artista descubre a una entidad poderosa que no es manejada por un ideal o una cultura común, sino por algoritmos. ¿Podrían estos sistemas ser más eficientes para determinar qué características nos igualan y diferencian?

  1. La casta inútil

Cerca de 30 esculturas icónicas en la historia del arte encarnan el sacrificio de los individuos en la sociedad. Errázuriz transmite la idea de que en un futuro próximo se generará una “casta de desempleados” conformada por todas las personas que perderán sus empleos por la automatización. Según estima a partir de sus investigaciones, al menos un 50% de los empleos actuales desaparecerán y la población no alcanzará a prepararse para otros potenciales trabajos al ritmo en que lo harán las máquinas.

  1. El estado policial

A través de una serie de retratos y esculturas de Xi Jinping, Donald Trump y Vladimir Putin, presidentes de China, Estados Unidos y Rusia, respectivamente, Sebastian Errázuriz propone que próximamente se producirá un cambio de poderes causado por la masiva pérdida de empleos, a partir de lo cual surgirán estados policiales cuyas capacidades de control sobre la vida de las personas serán casi ilimitadas debido a la penetración del medio panóptico en la vida cotidiana de las personas.

  1. Colapso de la resistencia

Edward Snowden, exanalista de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de Estados Unidos protagoniza esta secuencia que evidencia la posibilidad de que se eliminen las resistencias y movimientos civiles frente a los gobiernos autoritarios. Como explica el artista, “la tecnología es una herramienta que los gobiernos pueden utilizar para suprimir el voto y la expresión de cada uno de sus ciudadanos”. Así, las posibilidades de enfrentarse en solitario a un gobierno que maneja todos los alcances de la tecnología son ínfimas.

  1. La élite de los cyborg

El brazo biónico se ha estampado en el imaginario colectivo. De acuerdo al artista, los avances tecnológicos llegarán a tal nivel que permitirán la edición avanzada de genes, llegando a extender la vida al punto de superar la muerte y las personas pasarán a ser cyborgs con conciencias trasplantadas a otros cuerpos. Así, el lujo del futuro no tendrá relación con la compra de objetos materiales, sino con las mejoras en el cuerpo humano que puedan prolongar la vida.

  1. Escape y fuga

Mediante la figura de Elon Musk, fundador de Tesla, PayPal, SpaceX y The Boring Company, Errázuriz busca representar su convicción de que en el futuro habrá éxodos de distintos tipos: grupos de personas que busquen vivir en otros planetas o personas que decidan vivir fuera de la red, desconectados de países y monopolios. El artista encarna esta idea en la figura de Musk, quien siempre ha exhibido  el sueño de ser una especie interplanetaria a través de la tecnología espacial. Esta sería la última solución en caso de que la inteligencia artificial o algún tipo de desastre nuclear dañaran el planeta.

  1. Inteligencia Artificial General

Una Torre de Babel armada con una pila de personas y un plinto vacío representan la derrota del ser humano frente a la inteligencia artificial. Para Errázuriz, las máquinas ya son capaces de ganarle al mejor ajedrecista, de descifrar un cáncer a partir de radiologías mejor que un radiólogo y de reconocer cientos de miles de rostros humanos. De acuerdo al artista, estas inteligencias ya empiezan a pensar de la misma manera que lo hacen los humanos y dentro de un máximo de 40 años sobrepasarán nuestro nivel de inteligencia máxima.

Comparte: