Dragón
Dragon
1992

 

Dragón es una instalación hecha de ocho piedras caliza de tamaño colosal, cubiertas con un pigmento de color azul profundo. En este trabajo el vacío se invierte y se produce una transformación de la materia. El peso de las piedras aparece flotando debido a la profundidad del color. La súbita y chocante desaparición de la solidez de la piedra en presencia del pigmento acrecientan la levedad del objeto. El pigmento amplifica la superficie de la piedra y al mismo tiempo la borra. De diversas maneras, las piezas con pigmento proponen, en la trayectoria de Kapoor, no solo un problema de materia y forma, sino principalmente una cuestión de identidad: para el artista no debería ser importante si su origen es indio o británico, judío o budista, o hasta qué punto el azul de sus obras alude a Yves Klein o al dios Krishna.

 

Comparte: