Internos de cinco unidades penales de la Región Metropolitana vieron la película argentina “Mochila de plomo”, bajo estrictas medidas sanitarias, gracias a un convenio entre Gendarmería de Chile y Fundación CorpArtes.

 

Desigualdad y educación son algunas de las temáticas que aborda “Mochila de plomo”, película que narra la historia de un adolescente que recorre su pueblo con un arma en la mochila, el mismo día en que el asesino de su padre sale de la cárcel.

Cerca de 500 internos de los centros de detención preventiva de Puente Alto, Santiago Sur y Talagante; de la Cárcel de Alta Seguridad; y del Centro de Cumplimiento Penitenciario Colina 2, vieron esta producción argentina que formó parte de la selección de SANFIC Educa de SANFIC, gracias a un convenio de colaboración entre la Institución Penitenciaria y Fundación CorpArtes.

La película, que ha sido exhibida en importantes festivales como el Festival Internacional de Cine de Berlín, BAFICI, y el Festival del Mar de Plata, fue proyectada en cada centro en turnos rotativos con un máximo de 10 personas en cada grupo, respetando todas las medidas sanitarias recomendadas para evitar el contagio de Covid-19.

El Director Regional Metropolitano de Gendarmería, coronel Víctor Provoste, asegura que, “en el contexto de pandemia que hoy estamos viviendo, las personas privadas de libertad necesitan más que nunca desarrollar actividades culturales y recreativas que aporten al buen uso de su tiempo libre y los distraiga de la rutina diaria. Agradecemos a Fundación CorpArtes por tener presente a quienes se encuentran recluidos en una unidad penal, por hacernos parte de la cultura y así aportar a la reinserción social”.

 

Sobre SANFIC Educa

Esta iniciativa se enmarca en la sección SANFIC Educa, que por cuarto año consecutivo se realizó en el marco del festival, y a través de la cual se busca fomentar el acceso y aprendizaje de niños, niñas, jóvenes y adultos en torno al lenguaje audiovisual.

En 2020 esta sección incluyó la exhibición de 16 estrenos en Chile, actividades familiares para hacer en casa y el trabajo colaborativo con distintas instituciones de todo Chile, con el objetivo de acercar SANFIC a aquellas personas que tienen menor acceso a las artes y las culturas.

De esta forma, durante todo el mes de agosto niños y niñas vulnerados de derechos, personas en situación de discapacidad, estudiantes de colegios hospitalarios y personas privadas de libertad, de 20 instituciones diferentes, vieron las películas de SANFIC Educa en sus centros y recintos, y realizaron actividades virtuales dirigidas a diversos grupos de estas instituciones, a través de las cuales se busca fortalecer la sensibilización y apreciación del lenguaje audiovisual.

“Nuestro objetivo como Fundación es que las artes puedan efectivamente llegar a todas las personas, por lo que valoramos profundamente esta alianza que, por segundo año consecutivo, nos ha permitido exhibir películas de SANFIC Educa en establecimientos penitenciarios”, comenta Fernanda Castillo, Directora de Programación, Educación y Extensión de Fundación CorpArtes recalcando que “son películas que nos hablan de importantes temáticas como la amistad, la desigualdad y las múltiples identidades, y a través de las cuales queremos promover la reflexión, el pensamiento crítico y, por supuesto, el diálogo”.